lunes, 16 de enero de 2017

El "reforzamineto intermitente": 3 consejos para evitarlo y una anécdota

¿Tu relación pasa de intensos momentos de bombardeo amoroso a inesperadas situaciones de frialdad y distancia?, ¿tu compañero aparece y desaparece irregularmente?, ¿controla la otra persona la relación?, ¿te controla emocionalmente? Si has respondido afirmativamente a estas preguntas, es muy probable que estés siendo sometido a un peligroso condicionamiento psicológico y emocional: el reforzamiento intermitente

Esta efectiva táctica de manipulación encubierta, típica de narcisistas y otras personalidades tóxicas, es muy peligrosa: nos convierte en seres dependientes de estos depredadores, y favorece la formación del vínculo traumático, la ligadura que hay que romper para liberarse emocionalmente del narcisista.

Porque una vez que logremos desconectarnos emocionalmente de nuestro depredador, este pierde todo su control sobre nosotros.

Salimos de su burbuja y nos libramos de sus garras. Así de claro.

La desconexión emocional: cortar el cableado eléctrico de emociones de todo tipo que nos atan al narcisista. Muy importante.

La forma más efectiva de lograrlo, por supuesto, es a través del CONTACTO 0 con el depredador, es decir, rompiendo todo tipo de relación con el narcisista. Cada vez que interactuamos con él, aunque sólo sea por vía telefónica, el vínculo traumático se despierta y nos hacemos vulnerables a sus abusos.

Por eso es que el CONTACTO 0 es imprescindible para desconectarnos emocionalmente.

Ellos no abandonan nunca su patrón tóxico de comportamiento, lo sé por experiencia, está en su naturaleza ser impredecibles, manipuladores, controladores. Nunca se vinculan emocionalmente con nadie. Están incapacitados para amar. Sufren un grave trastorno de personalidad que implica una ruptura con la realidad: el “falso yo”. No olvidemos estas cosas.

En caso de no ser posible el CONTACTO 0, por diversas razones, existe la alternativa de la piedra gris, es decir, mantener una actitud aburrida e indiferente frente al narcisista, evitar cualquier reacción emocional, y reducir al mínimo indispensable la interacción con él.

¿Es ese nuestro caso? ¿Nos vemos obligados a relacionarnos con el narcisista, ya sea por motivos laborales, familiares u otros? Aquí algunas medidas esenciales para evitar ser víctimas de su táctica manipulativa: el reforzamiento intermitente:

1. Establezcamos con claridad nuestros LÍMITES personales:

Para controlar los efectos del comportamiento impredecible del narcisista, no dejemos la puerta abierta para que él pueda entrar o salir de nuestra vida según su antojo o caprichoso ego. Establezcamos un estricto control de visitas, llamadas y otras formas de contacto, demos máxima prioridad a nuestra agenda, tengamos bien organizado nuestros tiempos y nuestros espacios personales, y enseñemos a los demás, no sólo al narcisista, a respetarlos.

2. No nos hagamos EXPECTATIVAS de ningún tipo con el narcisista:  

El narcisista nos manipula cuando nos hace creer o nos dice que va a actuar de una manera, y luego hace otra cosa bien distinta. Siembra en nosotros expectativas, que incumple continuamente. Son maestros consumados del engaño, esa es quizás su mayor habilidad. Mientras menos expectativas tengamos con respecto al narcisista, más libres estaremos de su manipulación.

3. Evitemos cualquier REACCIÓN EMOCIONAL:

Todas las acciones del narcisista van dirigidas a extraer de nosotros suministro o combustible, ya sea en forma de adulación, o de drama. Es el objetivo último de todas sus manipulaciones. Con  el narcisista seamos objetivos, concretos, fríos y prácticos. Evitemos el lenguaje emocional que para él es extraño, es como hablarle en chino mandarín. Cuando incumpla algún acuerdo, no esperemos que nos pida disculpas. No lo va a hacer nunca.

No perdamos el tiempo con reclamaciones de ningún tipo, es inútil y además es lo que están buscando: que reaccionemos emocionalmente. No les demos el gusto. Simplemente actuemos.

Si el narcisista desaparece, si llega tarde a una cita, si no responde los mensajes, cambiemos inmediatamente de planes. No le digamos nada. Tengamos siempre a la mano un plan B, esto los descoloca enormemente, porque nunca hay nada seguro con ellos, porque sus mentiras y excusas son infinitas, y, porque, además, se creen el centro de gravedad de nuestras vidas.

Cualquier cosa es preferible, antes de darles su ración de “suministro” narcisista, ¡qué se vaya a buscarla a la selva del Congo!

Termino con una anécdota:

Mi “amigo” narcisista con frecuencia me hacía esperar de 15 a 20 minutos cuando teníamos que vernos. Un día llegó 30 minutos tarde y le reclamé. Su reacción fue bastante desproporcionada, lleno de ira, y a través de un barroco razonamiento que nunca entendí, me culpo a mí, ¡increíble! de su retraso. Ese día decidí reaccionar en forma distinta a su impuntualidad.

A la siguiente cita esperé 15 minutos y me fui, no le mandé un Whatsapp ni lo llamé, simplemente me marché, y punto. Cuando, al rato de estar en casa, me llamó para reclamarme, le respondí: “Te esperé 15 minutos, y me fui. Lo siento mucho, amigo, otro día nos vemos”.

Nunca más el narcisista me hizo esperar más de 10 minutos.

@libresdelnarcisista


4 comentarios:

  1. Holaa!! Sabes que me ha creado curiosidad saber como ha sido la reacción de tu amigo Narci al tu dejarlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, en relación a tu pregunta, tendría muchas cosas que comentar porque ha sido un proceso muy largo, sobre todo porque el narcisista ha estado muy presente en mi entorno inmediato, y yo he evitado confrontaciones directas, porque ya lo conozco y quiero evitar causarle una "injuria" narcisista (ya me sucedió en el pasado y es tremendamente vengativo). Cuando se ha dado cuenta que ya no me controla, y que no nos vemos, su reacción ha sido la previsible: buscarme, y mostrarse "amable" (todo con el fin de que yo siga atrapado en su burbuja). De todas maneras, he aprovechado la oportunidad de que su atención está ahora en su nueva fuente primaria de combustible, y que ya llevaba unos meses aplicando, con sus más y sus menos, el método de la piedra gris, es decir, no alimentando su adicción de suministro narcisista. Todo ello ha ayudado a que, aunque siga buscándome, ya no depende de mi y he podido zafarme con más facilidad, aunque sigue rondándome, eso lo sé. Bueno, de todas maneras, a ver si más adelante, cuento con más detenimiento como ha sido todo el proceso. Un saludo.

      Eliminar
    2. Gracias por responderme!!! Seria un buen tema: Reacción del Narcisista al ser dejado por su sumplemento!!

      Eliminar
    3. Gracias a ti por tus aportes. Recibo tu propuesta. Un saludo

      Eliminar